Tipos de células epiteliales

Tipos de células epiteliales
4.6 (91.15%) 183 votos

Las células epiteliales abundan en nuestro organismo ya que cumplen con la importante función de formar el tejido epitelial, el cual recubre las superficies externas del organismo formando la piel y las superficies internas de nuestro cuerpo formando mucosas.

Estudiando el tejido epitelial podemos observar que según su función y estructura, está formado por distintos tipos de células epiteliales, descubre cómo son estas células y cuáles son las diferencias entre un tipo y otro.

¿Qué son las células epiteliales?

Las células epiteliales son aquellas que forman tel tejido epitelial, un tejido que no únicamente recubre nuestro organismo de forma externa formando la piel, sino que también recubre las cavidades y los conductos de nuestro organismo de forma interna.

El tejido epitelial también forma las glándulas de nuestro cuerpo y las células epiteliales que forman encargadas de formar el tejido glandular tienen una función secretora muy importante, la cual es la responsable de que la glándula pueda liberar a nuestro organismo una determinada sustancia.

Especialización  y polarización de las células epiteliales

En la mayoría de los casos todas las células epiteliales tienen dos polos, un concepto que podría traducirse como dos caras, una interna y otra externa:

  • Polo luminal o apical: Es la zona que está en contacto con el exterior del cuerpo o bien con el interior del conducto o cavidad que esté recubriendo.
  • Polo basal: La superficie de esta zona está en contacto con la lámina basal, lámina sobre la que se apoyan las células epiteliales.

En el polo luminal o apical podemos encontrar diversas especializaciones, que son modificaciones que ha sufrido la célula epitelial para poder llevar a cabo una función u otra. Entre las principales diferenciaciones podemos encontrar las siguientes:

  • Cilios: Se trata de estructuras alargadas que poseen un movimiento ondulante y resultarán de gran importancia en aquellas células epiteliales que deban transportar y movilizar sustancias tóxicas hacia el exterior del organismo, como por ejemplo las células epiteliales que encontramos en el conducto respiratorio.
  • Flagelos: Es una estructura similar a un cilio pero aún de mayor longitud, la encontramos en aquellas células que requieren de movimiento, como por ejemplo en los espermatozoides.
  • Microvellosidades: Son expansiones del citoplasma en forma de cilindro, la función principal de esta estructura es aumentar la superficie de absorción, por eso las células epiteliales que poseen microvellosidades las encontramos sobre todo en los intestinos, para poder absorber todos los nutrientes necesarios.
  • Estereocillas: Son microvellosidades largas que se agrupan en manojos y que no poseen movilidad, su función se relaciona con la absorción y transporte de líquidos, por eso las encontramos en los plexos coroideos, una región del encéfalo donde se produce el líquido cefalorraquídeo.

Tipos de células epiteliales según su estructura

Podemos diferenciar distintos tipos de células epiteliales según la estructura que éstas hayan adquirido:

  • Estructura escamosa: Este tipo de células epiteliales son planas y se organizan formando finas capas. Son necesarias en aquellas áreas donde se precisa un flujo suave de sustancias. Las encontramos recubriendo vasos sanguíneos o en los alveolos pulmonares, donde permiten la absorción de oxígeno y la eliminación de dióxido de carbono.
  • Estructura cúbica: Las células epiteliales cúbicas presentan una forma de cubo y se encuentran generalmente en tejidos que segregan y absorben sustancias, formando el tejido glandular que se encuentra en todas las glándulas de nuestro organismo.
  • Estructura de columna: Las células epiteliales con estructura de columna son delgadas y largas. Se encuentran principalmente en aquellos órganos donde es necesaria la secreción de mucosidad, como por ejemplo el estómago. También pueden poseer terminaciones nerviosas para recibir  información sensorial, estando también presentes en nuestra lengua, piel y nariz.
  • Estructura de columna con cilios: Las células epiteliales columnares son muy similares a las células epiteliales con estructura de columna, no obstante, en la membrana externa poseen cilios, que como hemos visto anteriormente, facilitan la movilización y expulsión de determinadas sustancias, como el moco que se forma en el aparato respiratorio.

Tipos de células epiteliales según la organización del tejido epitelial

La función más primaria de todas las células epiteliales es formar el tejido epitelial, el cual tendrá una determinada estructura u otra según el área anatómica que esté cubriendo, de este modo, podemos diferenciar también distintos tipos de células epiteliales:

  • Células epiteliales planas monoestratificadas: Se trata de células epiteliales planas que se mantienen muy unidas formando únicamente una capa. Las podemos encontrar en el interior de los vasos sanguíneos, a modo de revestimiento y su principal función es la de lubricar y permitir el intercambio de sustancias.
  • Células epiteliales cúbicas monoestratificadas: En este caso las células cúbicas forman el epitelio organizándose en dos capas. La principal función de las células con este tipo de organización es la de absorción y secreción de sustancias. Las encontramos en la glándula tiroides así como en los conductos del riñón.
  • Células epiteliales cilíndricas monoestratificadas: Las células epiteliales cilíndricas se agrupan formando una única capa, la función principal es también la de absorción y secreción de sustancias, en ocasiones este nivel de organización presenta cilios en algunas células. Las encontramos en el ano, la vesícula biliar, el útero, o los senos paranormales.
  • Células epiteliales planas estratificadas y queratinizadas: Se trata de las células más superficiales de la piel, estas células están muertas y su núcleo, así como su citoplasma, ha sido reemplazado por queratina. Están estrechamente vinculadas a la función de protección de la piel.
  • Células epiteliales planas estratificadas y no queratinizadas: Se trata de células epiteliales planas que se agrupan en varias capas, las que están a un nivel más profundo tienen contacto con la lámina basal. Las encontramos en la lengua, el esófago, la faringe, la vagina, las cuerdas vocales verdaderas y las mejillas.
  • Células epiteliales estratificadas y columnares: Son células epiteliales que se organizan en varias capas, en las capas más profundas las células epiteliales tienen forma poliédrica y sólo en las capas más superficiales presentan estructura de columna. El tipo de tejido que forman estas células tiene función protectora, aunque no es común en muchas zonas de nuestro organismo.
  • Células epiteliales cúbicas estratificadas: Las células epiteliales cúbicas se agrupan formando dos capas, el tejido resultante lo encontramos únicamente en los conductos de las glándulas sudoríparas.
  • Células epiteliales pseudoestratificadas: Estas células epiteliales se agrupan formando una única capa, no obstante, en esta capa todas las células están en contacto con la lámina basal pero no todas las células alcanzan la superficie, por este motivo da la impresión de que las células se organicen en varias capas cuando verdaderamente no es así. Las células que se agrupan de este modo las encontramos en la mucosa de la tráquea y los bronquios, así como en el conducto auditivo, entre otras zonas.

Tipos de células epiteliales según la función que realizan

Finalmente podemos clasificar las células epiteliales según la función que realizan, distinguiendo entonces los siguientes tipos:

  • Células epiteliales pavimentosas o de revestimiento: Forman láminas y recubren externamente la piel e internamente las cavidades huecas del organismo y distintos conductos.
  • Células epiteliales glandulares: Forman las glándulas y por lo tanto poseen la capacidad de producir y segregar sustancias.
  • Células epiteliales sensoriales: Se especializan en recibir estímulos externos, son consideradas como células sensoriales.
  • Células epiteliales intestinales: Debido a la presencia de microvellosidades la presencia de estas células en los intestinos es imprescindible para la absorción de nutrientes.
  • Células epiteliales respiratorias: Se encuentran en el aparato respiratorio y poseen cilios para poder expulsar la mucosidad.

Existen numerosos tipos de células epiteliales según la clasificación que empleemos para distinguirlas, y todas ellas son de vital importancia para la fisiología y estructura de nuestro organismo.